El Mario perdido: Super Mario Bros 2 o Super Mario USA

No mencionar a Mario en cualquier conversación sobre videojuegos de las décadas del ´80 y ´90 sería una error serio. Un personaje por demás icónico que traspasó el mundo de los videojuegos saltando sobre nubes, ladrillos y enemigos para llegar hasta la pantalla de Hollywood (un paso un tanto desafortunado), los dibujos animados y un interminable derrotero de merchandising que sigue vendiéndose en todas partes del mundo. Sin embargo, sería prudente decir que si hablamos de los juegos de Super Mario, muchos recordarán el primero, Super Mario Bros con su característica música, sus diferentes mundos, la incesante búsqueda de la princesa secuestrada por Bowser que eludía nuestro rescate castillo tras castillo o de la tercera entrega del fontanero italiano, el impactante Super Mario Bros. 3, con el protagonista dotado ahora con una colita y la habilidad de volar por algunas distancias, el mapa que mostraba el progreso, el apartado gráfico y musical magnífico que llevaba al límite la capacidad de los 8 bits de la consola de Nintendo, etc. pero pocos nombran la segunda entrega de NES (o Family Game en algunas latitudes): el extraño Super Mario Bros 2 ¿Y esto por qué es que sucede?

En principio, aquellos jugadores que recién venían de terminarse la primera entrega de Super Mario y pasaban a la segunda notaban algo bastante curioso: el juego era totalmente diferente. Sí, ahí estaba Mario, los hongos permitían crecer y estaban las queridas estrellas que nos hacían invencibles por unos instantes, allí estaban también Luigi, la princesa Peach y Toad (¡que incluso se podían seleccionar!) pero ahí terminaba lo conocido. Ahora los personajes podían arrancar objetos del suelo y lanzarlos, excavar en ciertas fases, planear en medio de los saltos, los personajes contaban con una suerte de barra de energía y los enemigos eran totalmente nuevos ¿Dónde había quedado Bowser? Todos estos interrogantes tenían una explicación muy sencilla: la localización.

Cuando Nintendo of America recibió la secuela directa de Super Mario Bros de su contraparte japonesa vieron con horror que el juego era casi un calco de su predecesor (una suerte de DLC si hablásemos en términos actuales de la industria) pero con niveles extremadamente difíciles, especialmente para el público infantil que era la audiencia meta de la empresa en esas latitudes. Aqueljuego (el SMB 2 oficial en Japón) reción vio la luz en occidente muchos años más tarde con el nombre de Super Mario Bros: The lost levels en la recopilación de Super Nintendo titulada Super Mario All-Stars. ¿Pero, entonces, qué es esa secuela que conocimos en occidente?

Aquí es donde entra en escena un título totalmente desconocido en este lado del mundo: Yume Kōjō: Doki Doki Panic, un juego desarrollado por Nintendo Japón y publicado por Fuji Television. La característica del juego es que está protagonizado por cuatro personajes de un programa de televisión homónimo que se emitía en la TV nipona con gran éxito en la época. El título era de plataformas y la idea era arrancar objetos del suelo y tirárselos a los enemigos. ¿Y esto qué tiene que ver con Mario? Bueno, en principio, el productor del juego fue ni más ni menos que Shigeru Miyamoto, el mismísimo creador de Mario y la música estaba compuesta por Koji Kondo, responsable de miles de músicas para las principales franquicias de Nintendo entre las cuales estaba la del Super Mario Bros original, sí, la típica música de Mario que estarás tarareando en este momento, también es de él.

Super Mario Bros 2

Doki Doki Panic

Teniendo en cuenta la calidad del Doki Doki Panic y que nunca había salido de Japón, Nintendo of America decidió entonces localizar el juego y convertirlo en la secuela occidental del Super Mario Bros. pero para eso había que cambiar varias cosas, por empezar, a los personajes. Es así que Imajin, Mama, Papa y Lina (como se llamaban los protagonistas originales) se convirtieron en Mario, Peach, Luigi y Toad respectivamente, tanto en nombre como en diseño, cada uno con su conjunto de habilidades y desventajas en el planteamiento del juego.

La historia debía modificarse para que tuviese algo más de sentido en el mundo de Mario. El Doki Doki Panic transcurre dentro de un libro en la tierra de Muu donde un sapo malvado llamado Mamu invade ese territorio y convierte la maquina de sueños en la máquina de las pesadillas. El libro de la historia llega hasta una familia árabe cuyos hijos mellizos son secuestrados por el villano del libro y llevados al mundo de Muu por lo que el resto de la familia debe ir a su rescate.

En el caso del Super Mario Bros. 2 todo transcurre en un sueño de Mario, donde el fontanero abre una puerta hacia el mundo de Subcon, un lugar en manos de una rana conocida como Wart. Tanto el apartado musical como los sprites de algunos objetos fueron localizados y rehechos para que sean coherentes con ciertos aspectos previamente vistos en el título anterior de Super Mario.

Pantalla de selección de Super Mario Bros 2

Pantalla de selección de Doki Doki Panic

El Super Mario Bros. 2 occidental finalmente también salió en Japón aunque bajo el nombre de Super Mario USA para no corromper el órden cronológico de la saga, algo que fue muy frecuente en esa época en sagas como Final Fantasy que vieron el orden de sus entregas alterado en occidente.